Main Navigation

Main Content

Dumper: mucho más en menos tiempo

Todo el mundo quiere ahorrar tiempo y dinero, especialmente en una obra. Los contratistas de todo el país están aprendiendo rápidamente que los dumpers sobre ruedas articuladas son una excelente alternativa para transportar los materiales de la obra, ahorrando tiempo y dinero en el proceso".

Los dumpers sobre ruedas, normalmente conocidos como dumpers, son relativamente nuevos en los Estados Unidos, pero constituyen uno de los equipos principales en Europa. Durante unos 40 años, los dumpers han transportado de todo desde barro, piedras, grava, material de relleno, asfalto, césped y hormigón, hasta señales de tráfico y conos desde, hacia y alrededor de las obras. Los dumpers son un vehículo todoterreno perfecto para manejar volúmenes de tamaño medio en un espacio de entre 45 y 914 metros. En cuanto al transporte de materiales, suponen la solución para el vacío existente entre la pala de una cargadora compacta y los grandes camiones articulados.

Actualmente, los contratistas de Estados Unidos están cosechando los beneficios de estas máquinas de eficacia probada. No es suficiente con describir los dumpers como una máquina versátil. En pocas palabras, los dumpers pueden acceder a zonas estrechas, no dañan el paisaje o el césped como los grandes camiones, y su maniobrabilidad todoterreno y su agilidad para descargar en ambos lados los convierte en unos equipos extremadamente funcionales.

Dado que los dumpers son relativamente nuevos en EE. UU., la Asociación de Fabricantes de Equipos (AEM, Association of Equipment Manufacturers) no realiza ningún seguimiento de las ventas, por lo que no hay ninguna normativa industrial que los clasifique. Los fabricantes actuales que venden dumpers para obras utilizan un carga útil máxima (en toneladas) para clasificarlos. Hay dumpers disponibles desde 1 hasta 6 toneladas de carga útil. Sin embargo, en Europa hay modelos incluso más grandes. Normalmente en EE. UU., el tamaño de los dumpers va del más pequeño de 1 tonelada al de 6 toneladas a plena carga. Actualmente, el tamaño más popular en EE. UU. es el que dispone de una carga útil de 3 toneladas (modelo 3001 de Wacker Neuson).

Los dumpers tienen una maniobrabilidad excelente y funcionan bien en terrenos irregulares. Son suficientemente potentes para escalar por encima de pilas de escombros y superar pendientes pronunciadas llevando pesadas cargas de material. Todo esto es posible gracias a la tracción permanente a las cuatro ruedas que le confiere una enorme capacidad todoterreno y a la elevada distancia hasta el suelo para conducir en barro. Algunos fabricantes como Wacker Neuson ofrecen un accionamiento hidrostático que no dispone de caja de cambios ni embrague que puedan desgastarse o romperse, por lo que suministran máquinas extremadamente robustas.

Aunque pueda llegar a pensar que un volquete articulado pequeño puede competir con un dumper para obras, piénselo de nuevo. Una característica clave de la pala de descarga o la caja de volteo es que giran 180 grados, 90 grados a la derecha y 90 a la izquierda desde el centro. Esto permite al equipo descargar en cualquier lado de la máquina. Esta descarga lateral junto con una excelente visibilidad desde la plataforma de trabajo del operador hacen que este equipo sea ideal para esparcir material. Los constructores de servicios lo encuentran muy útil para rellenar zanjas. El contratista puede cargar fácilmente el material de relleno en el dumper y después conducir hasta la próxima zanja, girar la carga hacia la zanja y conducir a lo largo de la misma descargando el relleno a medida que avanza. Los constructores especializados en hormigón también lo encuentran muy útil para suministrar hormigón a placas más grandes, sin tener que utilizar bombas de hormigón.

Otro aspecto que permite ahorrar tiempo al utilizar un dumper es el sencillo hecho de tener que cargar el material una sola vez, y no dos. Al cavar una zanja, el constructor puede cargar el dumper con el material en lugar de ponerlo a un lado de la zanja para moverlo después. Gracias a un tamaño más grande de la pala que las cargadoras sobre ruedas y las compactas, además de la excelente maniobrabilidad, las cargadoras pueden llenar fácilmente el gran dumper, ahorrando viajes de ida y vuelta en la obra.

Los dumpers son ideales para su aplicación en zonas residenciales como, por ejemplo, para añadir un sótano en la parte trasera de una casa. Normalmente el acceso a este tipo de trabajos es estrecho, y las máquinas tienen que desplazarse por el jardín con árboles ya adultos. Una excavadora puede cavar y después colocar el material directamente en el dumper, que al realizar pocos trayectos por el jardín evitará tener que arreglarlo después. En comparación, si se utiliza una cargadora compacta para extraer el material de excavación es como si intentáramos sacarlo con una cuchara dañando el césped en el proceso.

Los dumpers también son una gran elección en varias aplicaciones nicho como guarderías, campos de golf, municipios y cementerios. La mayoría de los cementerios nacionales utilizan los dumpers de Wacker Neuson debido a que su diseño compacto y único no daña el césped, y los equipos son capaces de maniobrar entre las lápidas. También son ideales para el mantenimiento de campos de golf y el paisajismo, por el mismo motivo de maniobrabilidad, además de no arrancar el césped ni el green. Wacker Neuson ofrece unos neumáticos para césped especiales diseñados exclusivamente para terrenos delicados como el green de los campos de golf. Los dumpers pueden desplazarse por el green sin afectar las condiciones de juego, por lo que se reducen los costes de mantenimiento. La construcción de senderos es otra aplicación excelente para los dumpers. El dumper puede mover grava en 3,2 m3 de un sendero a la vez, acelerando el trabajo en comparación con los múltiples trayectos que tendría que realizar una cargadora sobre ruedas o una cargadora compacta hasta terminar el trabajo.

La aceptación y demanda de dumpers por parte de los contratistas crece de forma estable en Estados Unidos. Wacker Neuson introdujo esta máquina relativamente desconocida en el mercado hace unos tres años y ha descubierto que cuando un contratista utiliza un dumper queda convencido por el concepto. Los dumpers son un gran producto para el alquiler y suelen ser la forma en la que los constructores empiezan a experimentar los beneficios de ahorrar tiempo y dinero en el trabajo. Para la empresa de alquiler, los dumpers son una excelente incorporación a cualquier flota. Gracias a su funcionamiento fácil e intuitivo, los contratistas y paisajistas simplemente tienen que montarse y empezar a trabajar. Originalmente fueron diseñados para el mercado de alquiler en Europa, ya que los equipos son muy robustos, requieren muy poco mantenimiento y proporcionan una rentabilidad excelente.

Al adquirir un dumper, los contratistas deben comprobar una serie de características que se adapten a sus necesidades específicas. Algunos de los puntos a comprobar incluyen la tracción a las cuatro ruedas y el sistema hidrostático, una pala de acero resistente que puede cargar grandes rocas durante toda su vida útil, los neumáticos apropiados (para césped o tipo tractor), el acceso para el mantenimiento, una amplia protección para las rodillas de un material resistente y otras opciones especiales como las cabinas cerradas con calefacción.

 La mayoría de dumpers vienen de serie con estructuras antivuelco plegables y una alarma de marcha atrás, y opcionalmente pueden equiparse con cabina y neumáticos para césped.  

Por qué los contratistas deberían utilizar dumpers

  • Porque son unos grandes equipos de movimiento de materiales para volúmenes de tamaño medio
  • Son mucho más rápidos y rentables que realizar múltiples trayectos con una cargadora compacta.
  • Reducen el coste y el tiempo en los costes de restauración
  • Proporcionan acceso a espacios estrechos sin tener que mover árboles u otros obstáculos
  • Terminan un trabajo más rápido, y pasan al siguiente mucho antes
  • Bajo coste de mantenimiento y construcción robusta
  • Tienen un consumo de combustible eficiente y una larga vida útil
  • Son fáciles de manejar
  • Cuestan mucho menos que cargadoras sobre ruedas más grandes con la misma capacidad de pala
  • Bajos costes de funcionamiento