Main Navigation

Main Content

Gama de apisonadores con una diferenciación precisa

El primer apisonador eléctrico fue inventado en 1930 por Hermann Wacker y permitió revolucionar todo el sector. A fecha de hoy, Wacker Neuson sigue siendo líder en el sector de la compactación y aproximadamente la mitad de todos los apisonadores que se utilizan en las obras de todo el mundo proceden de Wacker Neuson.

Como líder en innovación y tecnología en el sector de la tecnología de compactación, Wacker Neuson ha demostrado ser fiel a su lema al mejorar constantemente los procesos del cliente a través de productos y servicios, al mismo tiempo que tiene en cuenta los requisitos prácticos. Prueba de ello es la amplia serie de apisonadores capaz de ofrecer el modelo adecuado para cada aplicación.

Los apisonadores de dos ciclos de la serie i disponen de dos depósitos separados para el combustible y el aceite de dos tiempos. Esto significa que no es necesario mezclarlos previamente, lo que ahorra tiempo en las aplicaciones y garantiza una relación combustible-aceite más eficiente que nunca.

Los apisonadores de cuatro tiempos de Wacker Neuson se caracterizan por un diseño compacto y un excelente rendimiento. Los apisonadores de cuatro tiempos también están disponibles con motor Honda. El apisonador diésel de Wacker Neuson es apto para la compactación de suelos cohesivos, mixtos y granulares (no cohesivos) y tiene un consumo de combustible particularmente eficiente durante el proceso.

Los modelos adecuados para cada aplicación

Wacker Neuson es el único fabricante del mercado que ofrece apisonadores vibratorios a gasolina con un motor de dos tiempos. Los apisonadores de dos tiempos están accionados por el motor WM80 desarrollado por el propio Wacker Neuson, el cual está equipado con un catalizadory está muy por debajo de todos los límites de emisiones actuales y previstos en el futuro.

Apisonadores de batería AS50e y AS30e: trabajo completamente libre de emisiones

Los apisonadores de batería AS30e y AS50e pueden utilizarse en trabajos de compactación sin producir emisiones de gases de escape y con la misma capacidad que los apisonadores vibratorios a gasolina de la misma categoría. Apisonadores de batería: unas prestaciones convincentes

gracias a unos costes operativos muy inferiores a los de un apisonador con motor de combustión, a la ausencia de emisiones de gases de escape y a un nivel mucho más bajo de emisión de ruido y vibraciones mano-brazo, lo que se consigue mediante una nueva amortiguación de la empuñadura.

La batería puede extraerse y cargarse con un cargador de baterías en los enchufes estándar. Las baterías y sus cargadores han sido diseñados de modo que se puedan utilizar independientemente del modelo.

 
 
Emisiones
 
 

Reducción de los costes operativos*
 

 

(en comparación con un apisonador con motor de combustión)